Casas Giratorias: Pasado, Presente y Futuro

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La sostenibilidad y la eficiencia son uno de los principales temas de nuestro blog desde el autoconsumo fotovoltaico a un Bosque Vertical. Dentro de esta temática los  edificios que giran además de buscar la sostenibilidad, combinan ciencia, arquitectura, diseño y lo último en tecnología. Así que somos muy fan de los edificios giratorios y hoy vamos a hablar de su pasado, presente y futuro.

Pasado: Villa Girasole, en Marcellise, Verona (Italia)

La primera casa giratoria es de 1935 del arquitecto Angelo Invernizzi, esta casa tiene una sección superior de dos pisos en forma de “L” que se apoya en una pista circular de 44m. de diámetro. En el centro se encuentra una torre o faro del cual se produce el movimiento de rotación.

 

Incluso con un peso de 1.500 toneladas, la maquinaria de Vila Girasole está ingeniosamente diseñada de manera que sólo se necesitan dos motores, con un total de tres caballos de fuerza, para mover las 1500 toneladas de peso a una velocidad en la corona de 4 milímetros por segundo. Una rotación completa es posible en nueve horas y veinte minutos, con sólo pulsar un solo botón. Diseñado para facilitar las reparaciones necesarias, las ruedas son claramente visibles en el espacio entre el techo jardín y la parte inferior de hormigón de la villa de rotación.

Presente: Casa Girasole en Canberra (Australia)

En la actualidad existen numerosos proyectos de casa giratoria, nos hemos decantado por Casa Girasole por estar Inspirada en Villa Girasole.

Casa Girasole ha sido el sueño de John Androlo de conseguir un hogar autosostenible. Situado en un barrio tranquilo y rural en Canberra con una vista majestuosa del Monte Majura. A pesar de sus características futuristas y características sostenibles increíbles, su exterior está diseñado para encajar en la calle de la fachada de una sola planta de la mayoría de las casas vecinas.

 

La casa se ha montado sobre una plataforma circular donde se apoyan 28 ruedas, 22 de ellas en el perímetro y seis en la circunferencia central. Cada rueda soporta una carga de 2,5 T. y el movimiento se consigue gracias a dos motores cuyo coste energético es parecido al de una bombilla incandescente de 100 W.

 

Solo necesita 10 minutos para realizar un giro completo de 360 grados, bastante sorprendente en comparación con su predecesor. Eso le permite aprovechar la mejor orientación en cualquier momento del día.

En la Casa Girasole se han incorporado también toda una serie de recursos que mejoran la eficiencia de la vivienda:

  • Un sistema de gestión de domótica que regula el movimiento y el funcionamiento de todas las instalaciones
  • Un gran aljibe de 120.000 litros situado bajo al garaje recoge el agua de lluvia para ser utilizada en los aseos, el lavadero y el jardín
  • Una instalación fotovoltaica instalada en la cubierta de la casa suministra gran parte de la energía necesaria (10,5kw).

 

Futuro: Aun queda camino por recorrer

Angelo Invernizzi fue el primero en aventurarse a que los avances de la construcción servirían para liberar la orientación de la vivienda y conseguir un mayor confort y sostenibilidad con casa giratorias. Aunque en 1935 aún era pronto y la tecnología de la época no estaba desarrollada. Tras él, muchos han continuado con su sueño hasta  John Androlo. Su Casa Girasole muestra el avance de la tecnología y la arquitectura en los últimos 70 años. Si bien ahora contamos con la tecnología necesaria, el problema actual es que el proyecto es demasiado costoso, más de un millón de dólares australianos, lo que hace que lo veamos como lo que realmente es, un prototipo para la vivienda del futuro.

One Response to Casas Giratorias: Pasado, Presente y Futuro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *