Demolición ecológica

demolicion-ecologica-1
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Desde hace unos años se está desarrollando este nuevo método de demolición ecológica que recupera y reutiliza al menos el 50% de los materiales de construcción.

La demolición ecológica no solo recupera los materiales, sino que reduce drásticamente la contaminación acústica, disminuye las emisiones de CO2 en un 85% y evita un gran cantidad de polvo liberado en las zonas aledañas de un 90%. La UE ha aprobado una Directiva Europea por la cual para el año 2020 los estados miembros deben reciclar el 70% de los residuos áridos de la industria de la construcción. Y es que antes de la crisis del sector España era el 5º país europeo en producción de residuos de construcción y demolición, de los cuales solo se reciclaba el 5 % de lo producido.

Con la demolición ecológica, ya no será necesario el uso de explosivos, ni de la grúa de demolición, para promover un aumento significativo del reciclaje de los materiales de construcción y reduciendo, a su vez, el impacto ambiental de la obra.

Piso a piso

El edificio se va sometiendo a un proceso de desconstrucción en el que se despoja de sus componentes, comenzando desde la planta más alta y por los elementos no estructurales, para seguir el proceso inverso a su construcción.

En 2013 fue demolido el Grand Prince Hotel Akasaka en Tokio con este innovador sistema de demolición ecológica, que ha permitido recuperar gran parte de materiales y elementos estructurales para que entren de nuevo al sector de la edificación como materias primas. El rascacielos se encuentra entre los diez edificios más altos demolidos en los últimos 50 años, de los que casi todos ellos han utilizado los métodos tradicionales.

La demolición del Grand Prince Hotel Akasaka con sus 141 metros de altura y 39 plantas son la demostración de que el nuevo sistema de demolición ecológico es posible en cualquier edificación y que con las nuevas directrices de recuperación de materiales de edificación se va a consolidar como el único sistema viable y las imágenes de grandes edificios dinamitados a escombros dejara de ser una imagen habitual, dejando el futuro de la demoliciones a la demoliciones ecológicas donde la recuperación y reutilización de materiales sera primordial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *