El Sifón Knapen

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El belga Achille Knapen, en 1929 sugirió que para eliminar las humedades por capilaridad se podía secar el muro con una serie de orificios que funcionaban mediante el llamado efecto “sifón atmosférico” y lo patento como el“sifón Knapen”

Ya hablamos un poco de este y otros sistemas en Soluciones contra la humedad por capilaridad, pero hoy vamos a profundizar un poco en este sistema que deja tantas dudas.

 

A. Knapen crea un sistema que es capaz de extraer la humedad de las paredes por medio de tubos porosos de unos treinta centímetros de largo (aunque puede variar según el grosor del muro) y un diámetro interior de 3 pulgadas, introducidos en el muro con una pendiente hacia abajo para el exterior y separados entre 10 y 15 centímetros unos de otros.

El sistema de funcionamiento del Sifón Knapen se basa en un principio teórico fácil de entender. Su funcionamiento basado en el “sifón atmosférico” en el que el aire exterior, más seco y por tanto más ligero, se eleva y entraría por el sifón knapen desplazando fuera el aire húmedo y pesado acumulado en el sifón.

 

En un texto de 1985 Giovanni e Ippolito Massani ponen en duda el funcionamiento de este sistema que llegan a ridiculizar.

 

Si probamos el funcionamiento de un sifón atmosférico con un tubo oblicuo lleno de agua y lo sumergimos en un recipiente lleno de agua con una capa de aceite, el fenómeno funciona perfectamente y vemos como el aceite más ligero se introduce por el tubo y mientras el agua del tubo más pesada sale.

La realidad es que el agua y el aceite tienen una relación constante en sus pesos específicos y el movimiento de cambio es constante e independiente de otros parámetros. En contraste el aire libre fuera y dentro del sifón, tienen pesos específicos dependiendo de la temperatura y la carga de pavor de agua, de modo que la relación de pesos es cambiable y el movimiento del aire en el sifón no es una constante y puede invertir el funcionamiento del sifón ya que a la misma temperatura la mezcla de aire-vapor es más ligera al contener más vapor.  Al igual que no se ha contado con la temperatura del muro, en invierno es más caliente que el aire exterior.

Aunque los Massari ridiculizasen el sistema Knapen, en la actualidad se sigue utilizando, y es que dejando a vuestra critica opinión el funcionamiento y los resultados, el sistema Knapen tiene sus ventajas: fácil y rápido, solución económica, sin mantenimiento,..  Aunque su uso esta reducido a muros exteriores permanentemente ventilados y que en los cerramientos con cámara de aire reducirían su capacidad aislante.

 

¿Consideráis que el sistema Knapen es eficaz? ¿Habéis usado el sistema en alguna obra? Ya sabéis que tenéis los comentarios a vuestra disposición 😉

5 Responses to El Sifón Knapen

  1. Ramon dice:

    Buenas tardes, no conocía este sistema tan interesante para la humedad, todo será cuestión de probarlo, me ha gustado mucho la explicación y el resultado.

  2. […] la reforma del baño, se suele utilizar arena de río, de miga, agua y cemento, aunque este método es más artesano y […]

  3. juan jose dice:

    Sin duda ésta es una de las soluciones más sencillas para el caso de las humedades, otros sistemas como los electro osmosis-foresis son más caros.

  4. Necesitaria saber coste de la siguiente partida:Higroconvectores de cerámica porosa para desecamiento de muros de 30 a 35 cm. de espesor (H15) método Knapen, formado por tubo de cerámica prismático, provisto de un canal interior estriado de 30 mm. de diámetro y 15 cm. de largo, alojado en alveolo realizado en sentido perpendicular empotrado en muro, colocado en perforaciones de 50, 60 y 70 mm. de diámetro, relleno de perforaciones con sílice, según diámetro, provisto de rejillas triangulares o circulares de aleación zamak o nylón, acoplados con mortero de cemento, incluido ayudas de albañilería y ensayos. 3 unidades por m. para 12 ml

  5. José Manuel dice:

    Quisiera saber donde se compran los sifones atmosfericos ( método KNAPEN ), en Madrid..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *