El sueño de la chimenea solar: De una propuesta española en 1903 a la central de Manzanares

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
El 25 de agosto de 1903, la revista La Energía Eléctrica, publicaba un artículo del coronel de artillería Isidoro Cabanyes titulado “Proyecto de motor solar”

 

 

 

Después de describir las maquinas solares inventadas hasta el día como de poca importancia industrial por la escasa potencia alcanzada, propone el nuevo concepto de chimenea solar con dos particularidades:
  • Un colector solar en su base, destinado a calentar el aire del interior de la chimenea y provocar así una corriente ascendente por ella
  • Un generador eólico en forma de turbina destinado a transformar esa corriente de aire ascendente en un trabajo mecánico que produjese energía eléctrica
El artículo incluía además detalles constructivos de la chimenea solar, pero a falta de más noticias, tenemos que suponer que Isidoro Cabanyes no llego a materializar su propuesta.
En 1903, debemos recordar que la sociedad no tenía la conciencia actual sobre el medioambiente y la sostenibilidad, al igual que no había un pensamiento general de dependencia de los combustibles fósiles.
Sin embargo, en 1981 en los comienzos del despegue de la energía solar, el Ministerio Alemán de Investigación y Tecnología (BMFT) con la eléctrica española Unión Fenosa, promovieron la construcción de una chimenea solar basada en los mismos principios en la localidad manchega de Manzanares.
La chimenea tenía una altura de 195m. (en esos momentos la estructura metálica más alta de España) 10m. de diámetro y un peso aproximado de 200 toneladas (poco si se consideran sus dimensiones).
El colector solar era un enorme invernadero de plástico de forma redonda de 240m de diámetro y formado por cuadrados de 6m de lado. Los plásticos estaban situados a 2m. del suelo mediante columnas en sus nudos. En la base de la chimenea se instalo un generador eólico de 50kW de potencia.
En ninguna publicación de la chimenea solar de Manzanares se hace mención al proyecto de Isidoro Cabanyes, así que aunque existen paralelismos debemos suponer que no tenían conocimientos de su proyecto.
El proyecto de la chimenea solar de Manzanares tuvo defectos en su construcción y como consecuencia la chimenea término por derrumbarse en una tormenta en 1989, poniendo fin a esta página de la historia sobre las chimeneas solares.
Los sueños merecen siempre simpatía y si la precursora idea de Isidoro Cabanyes fue llevada a la práctica casi 80 años después, no sabemos si en un futuro la idea de chimenea solar se volvera a retomar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *