En busca de la carretera inteligente del futuro

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Cuando hablamos de la eficiencia en el mundo del motor, todos pensamos en nuevos vehículos y ninguno en carreteras. En las viviendas, diferenciamos entre  medidas activas y pasivas. Mejorar un sistema de climatización para que sea más eficiente sería una medida activa y si mejoramos el aislamiento y las ventanas de la vivienda para disminuir las perdidas sería una medida pasiva.

En el mundo de la carretera, las mejoras siempre estaban concentradas en los coches y es que los fabricantes de vehículos compiten entre ellos y se apresuran a tener en sus vehículos los últimos avances tecnológicos. Esto es solo la mitad del trabajo, mejorar la eficiencia de un coche sería una medida activa, pero ¿Qué pasa con mejorar las prestaciones de una carretera?, las medidas pasivas.

En España nos encontramos con el peor estado de conservación de las carreteras desde 1985 y es que las carreteras son una de esas cosas que no han sufrido mejoras en los últimos veinte años.

Aunque eso puede cambiar, la autopista holandesa N329, es la primera carretera del mundo que brilla en la oscuridad. Se ha cambiado la pintura tradicional de la carretera por una nueva pintura fotoluminiscente.

carretera-inteligente-1

El proyecto Smart Highway es una colaboración entre el artista interactivo Daan Roosegaarde y Hans Goris, gerente de la firma de ingeniería civil holandesa Heijmans, en un esfuerzo por crear carreteras más sostenibles e interactivas.

 carretera-inteligente-2

El sistema que está en fase de prueba funciona con una pintura con polvo luminiscente que absorbe la luz solar del día y es capaz de emitir una luz fluorescente durante un máximo de ocho horas de oscuridad. Este sistema permitirá por tanto la reducción del alumbrado público y proporcionaría una alternativa sostenible en aquellos puntos donde no exista una correcta iluminación, ya que proporciona a los conductores unas líneas de referencia que definen la trayectoria de la carretera.

El proyecto Smart Highway no se queda solo en esta iniciativa, sino que proponen otros conceptos para la creación de una autentica Smart Road (o carretera inteligente).

Han desarrollado una pintura sensible a la temperatura que mostraría cristales de hielo sobre el asfalto para advertir a los conductores de que se encuentran en condiciones más resbaladizas y el peligro de encontrar placas de hielo.

 carretera-inteligente-3

Proponen a su vez un sistema de iluminación inteligente que aumente la intensidad con la proximidad de los vehículos y que disminuya a un standby cuando no haya circulación.

 carretera-inteligente-4

Que se podría complementar con pequeños generadores eólicos que recojan la brisa producida por el paso de los vehículos.

 carretera-inteligente-5

Y pensando en la futura generalización del coche eléctrico la creación de un carril que incorporase bobinas de inducción bajo el asfalto y permitiese la recarga del vehículo.

 carretera-inteligente-6

En mi opinión todavía es pronto para algunas de estas ideas, sobretodo por lo costoso que seria la incorporación de algunas de ellas a la rede de carreteras, pero aunque a día de hoy nos puedan parecer castillos en el aire estas u otras medidas similares se irán imponiendo con el tiempo.

Os dejo una entrevista a Daan Roosegaarde de un programa de la CNN:

Vía: http://www.studioroosegaarde.net/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *