Guía básica de Energía Solar Térmica

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La subida en los últimos años del consumo energético de las viviendas y la obligatoriedad que impuso el código técnico de la edificación del uso de energía solar térmica en viviendas de nueva obra, ha traído un incremento exponencial en el uso de esta energía. Este aumento ha hecho que empresas dedicadas a la venta directa se metan en el sector y exista mucha desinformación por parte de los usuarios. Esta entrada quiere ser una guía de compra para todos los que os interesáis por el tema.

 

En el mercado existen diferentes tipos de equipos (que más adelante detallaremos) pero el funcionamiento de todos es básicamente el mismo.

Los captadores (comúnmente conocidos como “las placas”) son los que absorben la energía solar y por medio del líquido caloportador (normalmente una mezcla de agua y anticongelante) trasmite el calor al acumulador que actúa como intercambiador entre este circuito de la placa (circuito primario) y el de agua caliente sanitaria de la vivienda. Las principales características que debemos conocer de los captadores son su superficie de captación y el tratamiento absolvedor que tienen (selectivo, ultraselectivo,…)

Los captadores vienen embutidos como un panel sándwich en un marco de aluminio, con un vidrio templado de protección, una superficie de absorción, un meandro para el paso del liquido caloportador y un aislamiento en el fondo.

Es importante el uso del líquido caloportador y su revisión periódicamente, ya que evita que en días de helada se congele pudiendo romper las tuberías de la placa y en días con altas temperatura el líquido comience a hervir.

Los distinto tipos de equipo solares térmicos se diferencian en el acumulador (equipos de acumulación o calentamiento al paso) y en su funcionamiento (equipos termosifones o forzados)

Acumulación y calentamiento al paso, son los dos sistemas de generar el agua que tenemos. En la acumulación el funcionamiento es similar al de un termo eléctrico. Tenemos una cantidad de agua determinada acumulada por el que pasa un serpentín con el líquido caloportador y nos calienta el agua. En el calentamiento al paso, el funcionamiento es el inverso, tenemos acumulado el líquido caloportador caliente y el agua sanitaria es la que pasa por un serpentín para coger la temperatura.

Calentamiento al paso

En el funcionamiento tenemos un equipo más simple el termosifón que funciona por “sifón natural” el liquido se calienta en el captador y por diferencia de volumen sube hacia el acumulador. Y el sistema forzado, mediante una bomba se circula el líquido caloportador desde los captadores al acumulador.

 

Los sistemas de funcionamiento se pueden saber a simple vista: el termosifón por necesidad debe tener el acumulador por encima de las placas, mientras que en el sistema forzado el acumulador se coloca en vertical y en el interior de la vivienda.

El sistema forzado da un mayor rendimiento al sistema termosifón. Entre ambos sistemas existe un sistema “semiforzado o forzado horizontal” que es un equipo de funcionamiento termosifón con una pequeña ayuda de circulación forzada.

Y dentro de los equipos forzados esta la gama Drain back que cuando el equipo obtiene la temperatura de funcionamiento realiza una parada y deja el captador sin liquido caloportador,  lo que aumenta la durabilidad de los captadores y protege el acumulador de sobrecalentamientos.

 

Para que quede claro, por rendimiento los equipos quedarían así clasificados (de mejor a peor):

  1. Equipo forzado Drain Back

  2. Equipo Forzado

  3. Equipo Semiforzado o Forzado horizontal

  4. Equipo Termosifón

Esto no quiere decir que no recomiende un equipo termosifón, solo que su rendimiento es inferior al de restos de equipos. Ahora en gran parte de España estos equipos dan muy buenos rendimientos, ya que somos un pais con un potencial solar altisimo.

Espero a ver solucionado la mayoría de dudas que os podéis plantear, no obstante voy a prepara una entrada conjunta para resolver las dudas concretas que tengáis, podéis escribírmelas en comentarios en alguna de nuestra redes sociales (las que os animo a seguir)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *