La Carretera Solar

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Os imagináis crear un pavimento solar que pudiese sustituir al actual asfalto de las carreteras y calles ¿Cuántos miles de Kilómetros cuadrados podrían generar electricidad limpia? Y no solo se podría utilizar como asfalto, podría colocarse en aceras, aparcamientos, pistas deportivas y cualquier superficie que este al exterior y reciba la luz solar.

 

Eso es lo que han pensaron allá por 2006 el matrimonio Brusaw: Scott un ingeniero eléctrico y Julie su esposa. No sabían que material podría colocarse en sustitución del asfalto que aguantase el tráfico pesado, pensaron en la caja negra de los aviones, aunque no sabían de qué material estaban hechas, sabían que podían proteger los componentes eléctricos sensibles de lo peor de un accidente aéreo. Seguramente sería caro utilizar ese material para crear un pavimento pero si colocaban células solares y generaban energía ese beneficio podría pagar el coste del panel. Luego pensaron ¿Y porque no le ponesmos LED para pintar las líneas de la carretera? ¿Y si añadimos un elemento de calentamiento en la superficie (como el alambre de descongelación en la ventana trasera de nuestros coches) para evitar la acumulación de nieve? Las ideas y posibilidades simplemente continuaron rodando y así nació el proyecto Solar Roadways.

 

Solar Roadways es un sistema de pavimento modular de paneles solares. Estos paneles solares se pueden instalar en las carreteras, estacionamientos, calzadas, aceras, carriles bici, parques infantiles… literalmente cualquier superficie bajo el sol. Ellos se pagan por sí mismos a través de la generación de electricidad, que puede alimentar los hogares y empresas conectados a través de vías de acceso y estacionamientos.

Están construidos con vidrio de alta resistencia, en una configuración similar a la utilizada en el cristal blindado y antibalas, templado y laminado pero reduciendo su grosor a un par de centímetros. El resultado es un vidrio capaz de soportar sobradamente el peso de los coches y de grandes camiones, incluso de maquinaria de más de 100 toneladas.

Para evitar que el vidrio resulte resbaladizo, especialmente con lluvia, la superficie de los paneles tiene una rugosidad equivalente a la del asfalto. La superficie de vidrio ha sido probada para la tracción, pruebas de carga y pruebas de resistencia al impacto en los laboratorios de ingeniería civil en Estados Unidos, y ha superado todos los requisitos.

Estos paneles no solo han solucionado la problemática para que un vidrio pueda funcionar como pavimento, sino que han ido más allá y han creado todo una carretera “inteligente”:

Elementos de calefacción que evitan la aparición de hielo y la acumulación de nieve (en la imagen una fila tiene encendida la calefacción y otra no)

 

Iluminación con luces LED que pueden desde hacer las líneas de tráfico y señalización, a utilizarse para avisar de posibles accidentes de animales en la calzada,…

 

La carga de los vehículos eléctricos mientras circula mediante inducción.

El proyecto que ha sido muy aclamado recibió en 2009 una subvención de  la Administración Federal de Carreteras para construir el primer prototipo de Solar Carretera que completaron con éxito. Desde 2011, se encuentran en una segunda fase en la que se construirá un prototipo de carretera y será probado en diferentes climas y condiciones de luz solar por todo el país.

Si queréis colaborar con Solar Roadways, desde el Día de la Tierra (22 de abril) al 31 de mayo , estamos en medio de una campaña de crowdsourcing Indiegogo para recaudar los fondos necesarios para prepararse para la producción de los paneles solares

One Response to La Carretera Solar

  1. I going to star building at City in Africa im interested in your sistem thanks

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *