Las Pagodas y su inmunidad a los terremotos

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
Las Pagodas son sorprendentes piezas de la arquitectura comunes en varios países asiáticos, entre otros: China, India, Japón, Tailandia y Corea. Normalmente tienen una estructura de entre tres y cinco pisos, decrecientes en tamaño, que junto con los saledizos de los tejados, dan lugar al perfil característico de estas estructuras. La mayoría de las pagodas se construyeron con fines religiosos, principalmente como parte del budismo, por lo cual se localizan cerca o dentro de templos budistas, aunque también la encontramos como estructura solitaria, utilizada para las interpretaciones feng shui.


El punto en el que nos centraremos es por que estas estructuras, muchas con más de 1000 años, no se desploman  a pesar de los continuos terremotos que sacuden Japón. Las Pagodas japonesas aunque se parecen al resto, poseen un estilo único, diferente al resto. Estas particularidades se deben al carácter sísmico del archipiélago.

El Gran Terremoto de Hanshin Awaji en 1995 derribó muchos edificios modernos en el área de Kobe, pero ninguna de las 13 pagodas de tres pisos en los alrededores de la Prefectura de Hyogo resultó dañada. ¿Qué misterios envuelven a las pagodas que las hacen inmune a los terremotos?

Una de las razones es el material con que están construidas. Cada una de las partes del edificio está hecha con madera. La madera es un material flexible, tiende a combarse cuando soporta mucha fuerza, pero no es fácil de romper y cuando las fuerzas dejan de actuar la madera regresa a su forma original, por lo que absorbe la tensión sísmica sin luego perder sus cualidades y características. Además es flexible, por lo que absorbe la tensión sísmica.

Un segundo motivo que complementa la flexibilidad de la madera son las uniones sin clavos de los tablones, unidas insertando las aberturas pequeñas y extrañas de los extremos en las ranuras. Al producirse la sacudida de un terremoto los tablones se unen más fuertemente unos a otros en esas juntas, evitando la propagación ascendente por la torre. Las pagodas de cinco pisos pueden llegar a estar formadas por mil juntas engarzadas.

La tercera cualidad tiene que ver con su estructura laminada. Las pagodas están formadas por un numero de estructuras cúbicas situadas una sobre otra decreciendo en tamaño. Las cajas están formadas por lados fuertemente unidos en las juntas.Cuando un terremoto produce temblores hacen que cada una oscile lentamente e independientemente de las otras.

La cuarta cualidad implica un efecto de los temblores: Cuando se produce un terremoto los pesos de los extremos ejercen fuerzas opuestas. Cuando un terremoto ejerce una fuerza sobre una de las laminas hacia un lado rompe el equilibrio en el que esta se encuentra modifica la distancia a la que se encuentran del fulcro, por lo que la otra parte ejerce ahora mayor fuerza para volver otra vez al equilibrio.

El ultima característica que impide el derrumbe de las pagodas es un pilar central que hace las funciones de núcleo rigidizador evitando que en el caso de terremoto una de las lamina que compone la pagoda se intente salir de su orden este pilar ejercería fuerza sobre ella para regresarlo a su centro. El pilar central oscilará, como lo hace un péndulo, contrarrestando la fuerza sísmica.


Puede que las pagodas guarden aún más misterios que revelar, pero estas características estabilizadoras ya se usan en la arquitectura moderna

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *