Proyecto pionero para climatizar el Metro de Madrid con energía geotérmica

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
En el verano de 2009 se puso en marcha este proyecto de climatización con energía geotérmica en la estación de Metro de Pacifico. El proyecto que abarcara los andenes, oficinas y locales comerciales de la estación lograra una gran reducción de los gastos energéticos
Un proyecto pionero, primero en España y uno de los pocos en el mundo, en la utilización de la energía geotérmica. Actualmente el metro más avanzado es el de Viena que cuenta con cuatro estaciones climatizadas con este sistema. En otros grandes metros como el de Londres o Nueva York se han elaborado estudios para su aplicación.
En el Metro se produce un aumento de la temperatura debido a múltiples factores, como el producido por los motores y otros equipos presentes en los trenes, el desprendido por pasajeros,… lo que implica el uso de sistemas de refrigeración y el consiguiente gasto energético con sus costes.
Ese diseño ha sido realidad en la estación de Pacífico por Sensus y con la colaboración de Termoterra e IFTec GeoEnergía. A la hora de diseñar un sistema de climatización que aproveche la energía geotérmica era necesario que en invierno utilizara el subsuelo como fuente de calor (funcionando a modo de calefacción) y en verano como disipador del calor, refrigerando. Finalmente, las instalaciones del Metro intercambian energía térmica con el subsuelo aplicando un sistema de bomba de calor geotérmico (BCG).
Para que ese intercambio de energía térmica, y la consiguiente climatización, se realice eficazmente la bomba de calor está conectada al subsuelo con un sistema de 32 tubos de polietileno de alta densidad en forma de ‘U’ insertados en el subsuelo a una profundidad media de 145 metros y por su interior circula un fluido, en este caso agua sin aditivos, que facilita el intercambio de energía.
Este sistema es monitorizado permanentemente por los equipos de Sensus, los cuales testean permanentemente tres bombas de calor geotérmicas conectadas a los tubos insertados en el terreno, también llamados intercambiador de calor terrestre (ICT). También se monitoriza una bomba de calor de respaldo que aumenta la potencia de frío y cubre la demanda en ciertos momentos puntuales. La bomba de calor de respaldo no está conectada al ICT y disipa el calor del condensador por un aero-refrigerador (dry-cooler) al ambiente.
La monotirazación del proyecto es interesante para obtener datos y analizar la eficiencia del sistema geotérmico. Es necesario medir el calor disipado y el calor extraído del terreno ya que, sin esos datos, no es posible gestionar el equilibrio térmico del terreno y puede tener efectos negativos en su funcionamiento
El sistema de bomba de calor geotérmica (BCG) instalado en la estación de Pácifico del Metro de Madrid genera una potencia geotérmica máxima de 120 kW de refrigeración y 20 kW de calefacción. Las demandas anuales se sitúan en 130 MWh de refrigeración y 20,5 MWh de calefacción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *