¿Ruedas de molino en fachadas?

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

En el casco antiguo de Sevilla, se pueden ver, no una, ni dos, sino que se puede ver varias casas en las que incrustadas en su fachada encontramos ruedas de molinos. Grandes piedras cilíndricas con un pequeño hueco en el centro. ¿Pero que hacen ahí? Resolvamos este misterio.

 

Andando por el hermoso Barrio de Santa Cruz, por las calles Aires, Ximénez Enciso, Fabiola y otras tantas nos encontramos empotradas en las fachadas de las casas ruedas de molino. Las ruedas de molino son piedras cilíndricas que se utilizaban para moler el trigo y obtener la harina. Pero, ¿Cómo termina la rueda de un molino en la fachada de una casa? Y sobretodo ¿Con que finalidad?

 

Supongo que ya tendréis varias hipótesis (os animo a que las escribáis en los comentarios) y a continuación la hipótesis más probable:

En la Sevilla del siglo XVI época en la que se construyeron las casas señoriales a las que nos referimos, los constructores sevillanos comenzaron a adosar las ruedas de molino en la parte inferior de los muros exteriores para  evitar el desgaste.

El frágil tapial con el que se construían la casa en el siglo XVI se desgastaba fácilmente, si además sumamos que en la época no había aceras y el constante tráfico de carruajes por las angostas callejuelas del barrio de Santa Cruz, propiciaba que los guardaejes rozaran frecuentemente los muros y propiciasen un rápido desgaste.

 

Las calles estrechas y la baja calidad del tapial se dan en más ciudades pero la inexistencia en Sevilla de una cantera de piedra que abasteciese a los constructores de la época,  propicio que se tuviera que recurrir a otra solución. La necesidad de reforzar los muros y la falta de un abastecimiento de dura piedra para ello, llevo a los constructores a reutilizar lo que tenían a mano y encontraron la solución en las ruedas de molino.

Cabe destacar que con la misma funcionalidad que las ruedas de molinos de evitar el deterioro de la fachada podemos encontrar columnas embestidas en esquinas.

4 Responses to ¿Ruedas de molino en fachadas?

  1. Úrsula dice:

    el tapial no es frágil, estoy casi segura que están ahí a modo de rodapié (sobrecimiento?) para protejer el tapial del rebote de la lluvia, en cualquier construcción en tierra debemos tener esta protección, de otro modo habría ruedas de molino en toda la fachada y no solo abajo.

    • Jose Mª dice:

      Y ¿porqué se encuentran las piedras solo en casas señoriales?. Daros un avuelta por la Sevilla Intramuros y comprobarlo. Contando también que los propietarios las recuperen, pues hay todavia muchas que se encuentran bajo el enfoscado de la fachada.

  2. Jose Mª dice:

    Menuda memez habeis escrito. y la Cantera de Gerena con granito por un tubo, ¿habeis repasado el plano de Olavide?, por donde entraba el carro (alma cantaro)si Santa Cruz son calles estrechas y todo se hacía en burro con su alforjas, o no habeis visto el ensanche del s. XX. ¿vais a decir que C/ Ximénes de Enciso tiene ancho para un carro?. Ante de afirmar o escribir algo por favor, hay que ser serios, pensar y documentar lo que se dice.
    Por cierto hay otros que dicen que cada piedra era un molino de la familia. No hay rios en Sevilla para tanto molino.

  3. Jose Mª dice:

    Es mas, las mencionadas piedras se han ido descubriendo con las restauraciones de las fachadas, pues las mismas se encuentran rasadas con la misma, si fuesen protección estarían sobresaliendo. ¿no estaría su utilidad en la descarga del muro y en la protección contra la humedad?.
    Otro dato a tener en cuenta es que Sevilla antes del s. XIX, estaba porticada, y que las piedras solo se encuentran en grandes casas y en las murallas, véase la de la antigua Judería en C/ Fabiola con C/ Federio Rubio.
    Por lo tanto las hipótesis solo quedan para los antiguos maestros constructores o para una Tesis Doctoral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *