Un estadio sostenible que desafía el calor del desierto

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
Qatar será la sede del mundial de futbol de 2022 y con el estadio Showcase, un mini estadio con aforo para 500 espectadores, construido en pleno desierto donde las temperaturas exceden los 45ºC. Dadas las condiciones climaticas extremas era necesario prestar la debida atención a los criterios de construcción. Las particularidades de este estadio radican en el uso de la energía solar y de la protección pasiva ante el calor. La eficiencia de este estadio que le ha otorgado la primicia de ser el primer estadio 0 emisiones de carbono pone en el escaparate del mundo los nuevos criterios de construcción en países calurosos. 


PARQUE FOTOVOLTAICO
Al lado del estadio se ha instalado un campo fotovoltaico de concentración que cuando el estadio no está en funcionamiento introduce la electricidad generada en la red nacional, con el fin de equilibrar la energía necesaria cuando el estadio se encuentra en funcionamiento. 
El parque fotovoltaico ocupa un espacio que es casi el doble a la del estadio. El campo fotovoltaico de concentración es un sistema que concentra los rayos del sol en unos tubos especiales mediante unos espejos parabólicos con lentes de Fresnel ajustables. El interior de los tubos es recorrido por un fluido que alcanza alrededor de los 200ºC. 
Además para generar electricidad se usan biocombustibles y así mantener bajo el impacto ambiental. 
LA CUBIERTA 
El cubierta es movible para aprovechar al máximo la ventilación natural: la cúpula queda cerrada durante el dia permitiendo el funcionamiento del sistema de refrigeración para combatir el calor externo y mantener unas condiciones de temperatura adecuadas en el interior. Durante la noche. 
En las horas de partido la sección expuesta al norte es la que se abre, permaneciendo siempre cubierta la parte sur para proteger a los aficionado y jugadores 
La estructura esta realizada con una estructura multicapa: la capa exterior es de PVC y esta acolchado interiormente por una membrana de plástico EFTE, ambos anclados a una estructura de acero. 
Este estadio ha sido capaz de demostrar que la arquitectura sostenible es también posible en el desierto y con la esperanza de que estos principios sirvan de inspiración para la construcción de los estadios de 50.000 espectadores previstos para la copa Mundial
Más información:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *